A orillas del mar Caribe, la ciudad de Cartagena de Indias se levanta sobre Colombia para darle un espacio lleno de historias, belleza, calles inolvidables y numerosas formas para entretener a sus visitantes. Aquí, los visitantes llegan repletos de expectativas y parten con el anhelo de volver a pisar sus hermosas calles.

Vestida con una clásica arquitectura colonial, esta hermosa ciudad es conocida por sus historias de piratas, quienes en la época de la conquista arribaron a esta para desmantelar sus riquezas. Estos hechos hicieron que sus habitantes reforzaran su seguridad con mayor ahínco, lo cual ofreció edificaciones que aún se mantienen intactas.

Considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Cartagena es la mezcla perfecta entre lo urbano y lo colonial, el presente aunado con el pasado en una fórmula ideal. Edificaciones como el Castillo de San Felipe, el Palacio de la Inquisición y la Torre del Reloj son los sitios más visitados por los turistas.

 

En cuanto a sus playas, resaltan la Boquilla, Castillo Grande, El Laguito y Bocagrande, las cuales arrebatan miradas, invitan a sus exploradores y deleitan a sus bañistas. Cada una de ellas, invitan a los turistas a pasar un rato de relajación sin límites, junto al paisaje que pinta la naturaleza y un ambiente especial.

Cada instante en esta ciudad colombiana se vuelve especial, desde que sale el sol hasta que se acuesta. La vida nocturna es un espacio que alimenta los corazones que deambulan por ella, mostrándole sus mejores secretos que habitan en sus bares, cafés, restaurantes y monumentos bañados de luces que otorgan romanticismo al espacio.

En Cartagena, no falta nada para ser perfecta. La belleza de la historia y la vanguardia se funde en una sola esencia que tiene como reto enamorar y dejarse enamorar por cada uno de los turistas.

¿Buscas un paraíso en el que disfrutar de paz, tranquilidad y sentado(a) en un paraíso terrenal? Pero no hablamos de cualquier paraíso, no, Isla Tortuga de Costa Rica es más que eso, aunque no lo creas. Es una playa de arena blanca, y más, que te enseñaremos a continuación.

Antes de hablar de la Isla Tortuga de Costa Rica, necesitamos ubicarla en el mapa. Está ubicada en la parte oeste de Costa Rica, dentro del Golfo de Nicoya, muy cerca del Golfo de Nicoya. Es la isla vecina de otra isla llamada Alcatraz. Es muy pequeña, apenas tiene 1.8 kilómetros cuadrados de superficie.

Lo primero que te impresionará de Isla Tortuga serán las numerosas palmeras de coco que hay en toda la playa de arena blanca y el color esmeralda de las aguas de la playa de la isla.

Si tienes mucho tiempo, puedes comenzar con una visita a Jacó y Puntarenas. Si no tienes mucho tiempo, con 2 horas que viajes a ellas bastará para ver y disfrutar de sus impresionantes vistas; si lo haces con tiempo, podrás sumergirte en la fauna marina que albergan.

Al llegar a la isla, los turistas, como tu, pueden pasar el día disfrutando de una amplia variedad de actividades recreativas, incluyendo la natación, senderismo en las colinas, jugar voleibol en la playa, o simplemente relajarse y tomar el sol en la orilla.

Aunque no deberías dejar pasar la oportunidad de participar en saltos, y tirolesa que te proporcionarán sorprendentes vistas de pájaro de la isla y sus frondosos bosques. En el agua, kayak y paseos en un barco con fondo de cristal son otras actividades populares entre los turistas en la Isla Tortuga.

Debido a que la isla está dentro de un parque nacional protegido, la seguridad es máxima: no se puede pernoctar allí, y no hay hoteles, además, hay una dureza especial sobre los restos que puedas dejar en el piso y en cómo te comportas, pues evitan el mayor impacto del hombre en la zona.

Las aguas de toda la zona, son tranquilas y están protegidas por las mismas islas, por lo que es común ver delfines, ballenas jorobadas, tortugas y aves marinas. Los árboles y la vegetación son no menos impresionantes en la Isla Tortuga.

Si decides ir en plan tranquilo, puedes tomar un barco con suelo de cristal para observar toda la fauna marina alrededor de las islas Tortuga y Alcatraz, pues es ideal para ver todo lo que hay alrededor de la isla. También para los más tranquilos, hay rutas senderistas a lo largo de las montañas y bosques de la isla. Siempre con las indicaciones iniciales.

Para llegar a la isla puedes hacerlo desde San José donde podrás realizar excursiones programadas con los diferentes barcos y catamaranes que ofrecen este servicio.

Puedes obtener más información sobre la isla en la web oficial de Costa Rica.