Publicidad

El Parque Natural Arribes del Duero se encuentra en el oeste de las provincias de Salamanca y Zamora (España), donde el río Duero delimita la frontera con Portugal.

El visitante podrá disfrutar de uno de los entornos naturales más singulares de España, donde el río Duero fluye por un cañón granitico de importante magnitud.

Se trata de una extensa zona con muchas singularidades, entre las que destacamos las presas hidroeléctricas de Aldeadávila y de Saucelle, que amansan el Duero y lo hacen navegable, de forma que se pueden realizar cruceros en barco para descubrir los tesoros naturales que esconden Las Arribes.

El relieve de Las Arribes pertenece al dominio del Zócalo Paleozoico y está constituido fundamentalmente por granitos y granodioritas. Sus paisajes más bellos y escabrosos han sido formados por los ríos Duero, Águeda, Huebra y Uces. En el cañón de este último se localiza una de las cascadas más bellas y espectaculares de toda la Península: el Pozo de los Humos.

En el oeste de Zamora y Salamanca, donde el Duero y el Águeda se hacen frontera con Portugal y se encajonan formando los cañones más profundos y extensos -casi un centenar de kilómetros- de toda la Península Ibérica, se encuentra la comarca de Las Arribes. El parque consta de 94.000 Ha de superficie, siendo un espacio natural privilegiado en el que destacan la belleza agreste de su paisaje granítico y una rica y variada fauna y flora.

La vegetación se caracteriza por formaciones dispersas de rebollo, encina, almez y enebro, presentando algunos endemismos. En cuanto a la fauna destaca la presencia de rapaces, entre las que sobresale el águila real, el halcón peregrino y el búho real. Existen, asimismo, cigüeña blanca y negra.

El visitante podrá contemplar el cauce del río Duero que discurre por un profundo cañón granítico de gran magnitud, retenido por la presa de Aldeadávila. Las laderas son rocosas, casi verticales y apenas existe vegetación, siendo aprovechadas por las aves para resguardarse y hacer de estos inaccesibles riscos su hábitat. El itinerario se puede realizar en cualquier sentido, además de poder ser continuado con cualquiera de los otros expuestos y el tiempo para su realización está planteado en un día. De norte a sur visitaremos Villarino de los Aires, donde el río Tormes entrega sus aguas al Duero, en el paraje conocido como “Ambasaguas”, desde donde además se contempla la presa de Bemposta. En Villarino es recomendable visitar el Teso de San Cristóbal con unas vistas impresionantes del río Tormes, además del mirador de “La Faya” y acercarnos hasta el poblado de “La Rachita”, situado en la parte alta y desde donde podremos ver desde el mirador un amplio paisaje. También podemos visitar el museo del vino y los destilados. EnPereña de la Ribera, donde en tiempo de lluvias podemos contemplar la majestuosidad de la cascada de “El Pozo de Los Humos”. En periodo estival no corre apenas el cauce del río Uces, y no merece la pena su visita. También en Pereña es recomendada la visita de el “Pozairón”, cascada con una cueva interior por la que el visitante puede contemplar la cascada. Igualmente recomendamos visitar la Ermita del Castillo, desde las inmediaciones se encuentra el mirador con una panorámica extraordinaria. En Masueco, podremos contemplar el “Pozo de los Humos” desde el otro lado del que lo veíamos en Pereña, y donde además se ha realizado unmirador en la parte alta de la cascada.

En Aldeadávila de la Ribera: Al llegar a la localidad anexa de Corporario podemos tomar la carretera que baja hasta “La Playa del Rostro”, donde podemos embarcar en un catamarán que nos deleitará con un precioso paseo en barco y donde además podremos alquilar piraguas. Ya en la población de Aldeadávila podremos contemplar la “Fuente del Cabrero”, y asombrarnos con la profundidad de las paredes casi verticales de cañón del Duero, que apreciaremos desde el “mirador del Fraile”. También visitar el Salto de Aldeadávila, y contemplar la majestuosa Presa de Aldeadávila, el coqueto poblado, el monasterio de Santa Marina La Verde, subir hasta el mirador de el Salto y contemplar el “Picón de Felipe”. En Mieza, donde podremos contemplar una de las vistas más encantadoras de Las Arribes desde el Mirador de la Code, y el mirador aledaño “El Colagón del tío Paco”. Además podemos acercarnos hasta el mirador de la “Peña del Águila” situado más al sur. En Vitigudino, podemos encontrar el centro de servicios de la comarca con tiendas, talleres, bancos, etc. Además podremos subir a lo alto de la torre de la iglesiay visitar el museo eclesiástico. Dependiendo de la carretera con la que enlacemos pasaremos por las poblaciones de Trabanca, donde podemos contemplar el parque de Construcciones Tradicionales, en Las Uces el museo molinológicoy en La Peña la gran mole granítica.

En el recorrido del Duero encontraremos numerosos miradores desde los que podremos apreciar los paisajes singulares de Las Arribes del Duero.

En el itinerario de Arribes Sur, el cauce del río Duero se relaja, contemplando que las laderas ya no son tan verticales, sino que ya tienen cierta inclinación y que además existe vegetación. De norte a sur, visitaremos Vilvestre con unas impresionantes vistas desde la parte más alta donde se encuentra el Castillo, y donde podremos hacer un paseo circular para contemplar el taller del Neolítico y además visitar el museo “Casa de los Frailes” con importantes objetos hallados de la prehistoria. Bajaremos por la carretera hasta el paraje de “La Barca”, que pararemos a asomarnos al mirador de “La Barca” y para contemplar el “Molino de Abajo”. Una vez ya en La Barca, podremos embarcar en el barco para realizar un crucero por el ancho cauce del río Duero y contemplar sus escondidos tesoros naturales. Podemos ir hastaBarruecopardodonde podremos visitar el museo de la Mineralogía. En Saucelle contemplaremos unas vistas maravillosas desde mirador de “Las Janas”, el mirador del Monte de los Negrinos, el mirador del Moro y acercarnos hasta el Salto de Saucelle donde visitar la presa de Saucelle sobre la cual pasa la carretera que nos comunica con Portugal, la cual tomaremos para visitar Freixo de Espada a Cinta, bonito pueblo portugués con el mirador del Penedo Durao con unas vistas impresionantes de la presa de Saucelle. También podemos visitar la playa de La Congida. Desde Freixo De Espada a Cinta, seguiremos la carretera que discurre por el margen derecho del río Duero y donde contemplaremos maravillosos paisajes hasta llegar a la población portuguesa de Barca D´Alba, donde cruzaremos el puente sobre el Duero y visitaremos el puerto fluvial de esta localidad. A continuación cruzaremos el puente internacional para llegar hastaVega Terrón, donde se encuentra el puerto fluvial en la parte ya de España. Subiremos hasta La Fregeneda donde nos asomaremos al “mirador de Mafeito” para contemplar las bellas vistas del río Duero ya más ancho y las laderas menos profundas e inclinadas. Dependiendo la carretera elegida y el sentido de la misma llegaremos aHinojosa de Duerodonde visitaremos el Museo del Dueroy si tomamos la carretera que comunica con el Salto de Saucelle nos pararemos en el “mirador del Contrabando” desde el que contemplar unas impresionantes vistas. Si tomamos la carretera que comunica Hinojosa con Saucelle, recorreremos el conocidoPuerto de la Molinera, que discurre por el cauce del río Camaces con un zig-zag, que nos mostrará paisajes increíbles y hacer una parada para contemplar el mirador del Cachón del Camaces, una cascada que en tiempo de lluvias adquiere singular belleza .

Entre las diferentes actividades que se pueden realizar recomendamos, la observación de aves, pesca deportiva, senderismo, rutas BTT, visitar castros vetones, etc.