15 preguntas antes de convertirse en nómada digital

A estas alturas, has leído bastante sobre el estilo de vida nómada digital. Te encanta la idea de poder viajar por el mundo mientras ganas dinero online. Conoces las ventajas y los inconvenientes de la vida nómada independiente de la ubicación. Pero antes de dejar tu trabajo y partir en el próximo avión, asegúrate de saber exactamente en qué te estás metiendo. Hay algunas preguntas que debes hacerte antes de convertirte en nómada digital. Sigue leyendo y descubre si este estilo de vida es la mejor opción para ti y qué debes tener en cuenta.

Convertirse en nómada digital: preguntas importantes

Revisa las siguientes preguntas y tómate tu tiempo para responderlas. Piénsalo bien y sé fiel a ti mismo cuando respondas.

1. ¿Puedes adaptarte fácilmente a nuevas situaciones?

Ser un nómada digital significa que cambiarás de país más o menos a menudo. Tendrás que encontrar nuevos lugares para vivir, sitios donde conseguir tu comida y aprender a ser productivo en diferentes entornos de trabajo. Conocerás gente nueva y harás nuevos amigos allá donde vayas.

Por otro lado, también tendrás que volver a despedirte de esos amigos, lo que no siempre es fácil. Por supuesto, puedes seguir en contacto y volver a verles, pero no es lo mismo que estar con ellos. Lo mismo ocurre con una cama cómoda o una casa bonita.

Si eres el tipo de persona que se encariña fácilmente o que tiene dificultades con los nuevos entornos, te será más difícil convertirte en nómada digital. Sin embargo, puedes minimizar el impacto viajando lentamente y permaneciendo más tiempo en un lugar antes de pasar al siguiente.

2. ¿Tienes alguna dependencia?

Dejar tu base de operaciones es, por supuesto, más fácil cuando eres libre de irte y no tienes a nadie que dependa de tu apoyo. Algunas personas pueden tener que cuidar de sus padres ancianos o de algún familiar discapacitado. Si te encuentras en este tipo de situación, tendrás que evaluar cuidadosamente cómo afrontar esa situación. Encontrar un sustituto adecuado no siempre es fácil.

Otra restricción podría ser la de los hijos. Quizás tengas la custodia compartida con tu ex pareja. Puede que a él o a ella no le haga mucha gracia que quieras viajar por el mundo con tus hijos. O que tengan necesidades especiales que hagan más difícil el traslado a otros países.

Aparte de eso, viajar puede ser muy beneficioso para los niños y su desarrollo. Hay muchas familias que demuestran que es posible llevar a tus hijos contigo en tus aventuras de nómada digital.

3. ¿Estás dispuesto a hacer sacrificios?

Convertirse en nómada digital tiene muchos beneficios. Pero también tiene sus inconvenientes. Hay muchas cosas que tienes que dejar atrás cuando renuncias a tu base de operaciones. Las más obvias serían las cosas materialistas, como muebles, coches, ropa o grandes aparatos electrónicos.

Aparte de eso, es posible que también tengas que renunciar a tus ingresos seguros durante un tiempo. Muchos nómadas digitales necesitan unos meses hasta poder generar unos ingresos estables, ya sea como freelancer o con su propio negocio.

Las relaciones son otro factor crucial. Tienes que aceptar que no podrás ver a tu familia y amigos tan a menudo como te gustaría y que te perderás eventos importantes, esto es muy duro al convertirse en nómada digital:

Conoces a montones y montones de personas de diversos orígenes, pero nunca formas amistades o relaciones profundas. Y si lo haces, suele ser con otra persona que es nómada, y siempre está en un país diferente, por lo que sólo la ves dos veces al año.

4. ¿Cuánto dinero puedes ahorrar?

Como ya hemos dicho, el comienzo de tu nueva vida de nómada digital puede ser un poco accidentado. Mucha gente necesita vivir de los ahorros para salir adelante durante los primeros meses. Sin suficientes ahorros, corres el riesgo de quedarte pronto sin dinero en caso de que no seas capaz de generar ingresos de inmediato.

Lo mismo ocurre con las deudas. Te recomiendo encarecidamente que pagues tus deudas antes de convertirte en nómada digital. Es otro factor de riesgo que te pone bajo presión y hace más difícil el comienzo de tu nuevo estilo de vida.

Si te preguntas cuánto dinero debes ahorrar, consulta este artículo. En él se enumeran todos los gastos que tienes que tener en cuenta si quieres salir adelante sin ingresos durante 6 meses de ser nómada digital.

5. ¿Cómo vas a ganar dinero?

Quizás la pregunta más importante de todas. ¿Cómo quieres ganar dinero? Mucha gente tiende a pensar que ser nómada digital es una profesión. Pero no lo es. Es sólo un estilo de vida. Sigues necesitando un trabajo, una forma de generar ingresos.

Básicamente tienes tres opciones:

  • Trabajar como autónomo y ofrecer tus habilidades a los clientes.
  • Ser contratado por una empresa y trabajar para ella a distancia.
  • Montar tu propio negocio.

Todas estas opciones tienen ventajas y desventajas. Si quieres saber más sobre ellas, lee este artículo que explica las diferentes formas en que los nómadas digitales pueden ganar dinero.

6. ¿Cuánto trabajo quieres dedicar a tu nuevo empleo?

Empezar tu propio negocio, encontrar clientes para trabajos independientes o conseguir un puesto a distancia no siempre es fácil. Es posible que tengas que aprender nuevas habilidades, pasar horas investigando posibles trabajos y enviar innumerables solicitudes. Especialmente al principio de convertirse en nómada digital, es posible que tengas que trabajar muchas horas. Muchos nómadas novatos trabajan mucho más de 40 horas para conseguir un pie en la puerta.

¿Estás dispuesto y eres capaz de aguantar todo eso? Si no es así, deberías intentar averiguar si podrías hacer tu trabajo actual a distancia. Habla con tu jefe y comprueba si hay alguna opción.

7. ¿Tienes suficiente autodisciplina?

Sé fiel a ti mismo. Convertirse en nómada digital es una forma independiente de vivir y trabajar. Eso significa que no tendrás un jefe sentado en la oficina detrás de ti asegurándose de que haces tu trabajo. Puedes hacer tu propio horario y eres responsable de tu propia productividad.

Además, viajas a lugares apasionantes. Por supuesto, quieres salir a explorar el país y conocer gente nueva. Puede ser difícil encontrar el equilibrio adecuado entre el trabajo y los viajes. Se necesita mucha autodisciplina para hacer las cosas. Mucha gente lucha con este tipo de libertad.

8. ¿Qué vas a hacer con tus objetos personales?

Cuando quieres convertirte en nómada digital es obvio que no puedes llevar todo contigo. Una buena solución es vender el coche, la moto, la televisión o parte de tu ropa. También puedes guardarlo en casa de familiares o amigos o alquilar un trastero en algún sitio.

Si alquilas una casa, también debes asegurarte de avisar a tiempo. En caso de que seas propietario de una vivienda, decide si quieres venderla o si quieres alquilarla. Empieza a organizarlo con suficiente antelación porque a menudo hay mucho papeleo y plazos de por medio.

9. ¿Puedes llevar una vida minimalista?

Como se ha mencionado antes, tienes que limitar los artículos que llevas contigo cuando te conviertes en nómada digital. Muchos nómadas viajan sólo con una mochila o una maleta y viven con lo que cabe allí durante meses y meses y a veces incluso años. Este estilo de vida minimalista no es el adecuado para todo el mundo.

Por supuesto, hay otros nómadas que llevan más que eso. Pero en general, lo más probable es que tengas que reducir tus pertenencias personales y vivir con menos de lo que estás acostumbrado. Así que decide con cuidado de lo que puedes y no puedes vivir sin ello.

10. ¿Dónde quieres mantener tu residencia?

Tu residencia es un factor crucial a la hora de determinar tus impuestos. Muchos países te gravan en función del lugar en el que vives permanentemente. Por ejemplo, si estás empadronado en Alemania y tienes un apartamento allí, lo más probable es que tengas que pagar impuestos allí, aunque viajes la mayor parte del año.

En otros países los impuestos se basan en el lugar de donde proceden los ingresos. Por ejemplo, si vives en Tailandia pero ganas dinero por Internet, probablemente no tendrás que pagar impuestos sobre la renta porque no ganas tu dinero dentro del país.

Si eres de Estados Unidos, lo más probable es que tengas que pagar impuestos allí de todos modos, aunque vivas en el extranjero durante muchos meses al año.

Ten en cuenta que todo el tema fiscal es muy complejo.

11. ¿A dónde quieres viajar?

Sólo puedo recomendar que seas lo más flexible posible en cuanto a tus destinos de viaje. Probablemente tengas en mente algunos países a los que quieras ir. Pero poder decidir sobre la marcha a dónde viajar después suele ser la mejor manera de hacerlo.

La razón por la que deberías pensar en esta cuestión es, de todos modos, de carácter organizativo. Algunos países tienen políticas estrictas de visado y puede llevar un tiempo conseguirlo. Otros te exigen ciertas vacunas, por ejemplo, la de la fiebre amarilla, al entrar.

Otro punto a tener en cuenta es Internet. Seguro que puedes viajar a un país con una mala conexión WIFI. Pero no necesariamente debes ir allí cuando tengas mucho trabajo programado o, de lo contrario, a tu empleador o a tus clientes no les hará mucha gracia.

12. ¿Cuánto tiempo quieres pasar en cada país?

En primer lugar, esto también es importante para tu visado. Muchos países te dan un visado de turista de 30 o 90 días. No siempre se permiten las fugas de visado (salir del país durante un día o dos y volver a entrar con un nuevo visado).

Muchos nómadas digitales novatos también tienden a cambiar de lugar con bastante frecuencia, como cada par de días o semanas. Aunque esto puede estar bien durante un tiempo, pronto te cansarás de ello y te faltará productividad. Date tiempo para adaptarte a un nuevo entorno. Instálate durante unos meses para que tengas tiempo suficiente para explorar la región y hacer tu trabajo sin estresarte.

13. ¿Cuál es tu estilo de viaje preferido?

¿Quieres alojarte en lugares baratos, apostar por hoteles de lujo o encontrar un bonito apartamento para alojarte? ¿Prefieres comer fuera todos los días o prefieres preparar tus propias comidas? ¿Autobuses de larga distancia o vuelos?

Por supuesto, puedes decidirlo en función de cada situación. Eso sí, ten en cuenta que esto repercutirá en el dinero que vas a gastar (por lo que necesitarás más ahorros) y en tu productividad.

14. ¿Qué harás si fracasas?

Bueno, en primer lugar, tienes que definir tus objetivos para poder saber cuándo has fracasado. En caso de que algo salga mal o no sea como lo has planeado, asegúrate de tener un plan b.

Ten suficiente dinero para reservar un billete de vuelta a tu país de origen (si es ahí donde quieres ir). Ten un plan de emergencia para saber dónde puedes quedarte durante un tiempo en caso de que te quedes sin dinero (por ejemplo, en casa de tu familia o amigos). Y tal vez incluso tengas un plan de reserva para volver a ganar dinero. ¿Quizás tu antiguo jefe esté dispuesto a aceptarte de nuevo?

Piensa en tus opciones antes de que ocurra lo peor. Eso también te quitará la presión de tener éxito en las primeras semanas o meses.

15. ¿Necesitas ayuda?

Convertirse en nómada digital no siempre es fácil. Es todo un cambio de estilo de vida y probablemente nada parecido a lo que has vivido antes. Es natural que tengas cientos de preguntas y estés inseguro sobre lo que va a pasar.

Por suerte, hoy en día hay mucha información. Muchas personas han pasado por este cambio de estilo de vida y pueden ofrecerte consejos útiles. Hay muchos otros blogs de nómadas digitales en los que puedes obtener ayuda y orientación.

También puedes unirte a grupos de Facebook, donde miles de personas con ideas afines de todo el mundo intercambian sus experiencias.

La preparación es la clave
Estas preguntas proporcionan un buen punto de partida para los procesos de planificación y organización posteriores. Las respuestas pueden tener un impacto significativo en la forma de empezar y vivir tu vida de nómada digital. Naturalmente, no hay nada correcto o incorrecto. Todo el mundo tendrá diferentes respuestas a estas preguntas. Por eso cada uno tendrá su propia definición de su vida nómada digital perfecta. Tienes que averiguar lo que funciona mejor para ti y cómo puedes hacer que este estilo de vida se adapte a tus necesidades.

 

Publicidad

error: Content is protected !!