Cómo empezar un blog

Menú de Contenidos ocultar

Entrar en el mundo de los blogs

Los blogs son potentes herramientas de optimización de motores de búsqueda (SEO) para empresas de todos los tamaños. En pocas palabras, eso significa que las personas que quieren leer lo que tu tienes que decir (y posiblemente comprar tus productos o servicios) podrán encontrarte más fácilmente si tienes un buen blog.
Dependiendo de tus objetivos, el blogging puede ser también un camino eficaz hacia el éxito, lo que explica su creciente popularidad. En la actualidad, hay más de 460 millones de blogs que publican contenidos en Internet en todo el mundo.
Si estás pensando en lanzarte a crear un blog, estas cifras pueden parecerte una competencia desalentadora. Pero no te sientas abrumado. No estás compitiendo con todo el mundo online. Independientemente de la base de conocimientos, la presentación, la historia o el tema en el que decidas centrarte, estás presentando una perspectiva única.
Ya estás dando el primer paso para crear un blog exitoso y gratificante, que es comenzar a investigar. El aprendizaje de las mejores prácticas desarrolladas durante la última década por escritores profesionales y consultores de marketing te hará empezar con buen pie.
Aunque puede llevar tiempo ver los resultados del marketing de contenidos, los blogs pueden ayudarte a alcanzar y superar tus objetivos, si se hacen correctamente.
En esta guía, aprenderás:

  • La historia del blogging
  • Diferentes tipos de blogs
  • Las principales razones para crear un blog
  • El proceso paso a paso para iniciar un blog
  • Las 9 mejores prácticas para aumentar el número de lectores

Si estás preparado, pasa al «cómo». Pero me gusta empezar por los orígenes para que puedas entender mejor cómo encaja en tus objetivos esta popular actividad, con beneficios tanto personales como profesionales.

La historia de los blogs

Los orígenes del blogging se remontan sólo a 23 años atrás, pero eso bien podría ser eones en Internet. Resulta difícil imaginar que no hubo una época en la que personas de todo tipo ponían su sabiduría al alcance de un clic.
Hay un blog para todo: para cocinar con mantequilla, para el programa de televisión «The Mandalorian», para viajar por Estados Unidos en vehículos de recreo. Nómbralo y es probable que haya una persona o una empresa que publique artículos sobre ello en Internet.
Según Statista, en 2006 había unos 35 millones de blogs. Ese número se disparó a 173 millones en 2011. El número de blogs se ha duplicado con creces en la última década, y cada día se crean miles de blogs nuevos.
Puede que ya sepas que la palabra «blog» es la abreviatura de «weblog». Se acuñó por primera vez en 1997 para referirse a la tarea de registrar simplemente toda la actividad de uno en la web de forma organizada. Por aquel entonces, ¡internet se estaba construyendo! Ya puedo oír el sonido de la conexión telefónica ….
En poco tiempo, los blogs se convirtieron en una forma de ofrecer un diario personalizado online, en lugar de escribir en cuadernos escondidos bajo la almohada. La gente podía escribir lo que quisiera y compartirlo con el mundo.
Al principio, se trataba menos de ganar dinero y más de expresarse. Pero junto con el aumento desenfrenado de los blogs, las razones para publicar tus escritos online han cambiado. Con un montón de herramientas online disponibles, el blogging es ahora un componente crítico de los planes integrales de marketing digital para todo, desde los freelancers hasta las grandes empresas.
Combinado con las redes sociales y el marketing por correo electrónico, un blog es una herramienta imprescindible para aumentar la audiencia y mejorar los resultados. Además, escribir un blog es una experiencia gratificante y divertida.

Diferentes tipos de blogs

¿Qué tipo de blog estás pensando en crear? Hay muchos tipos, entre ellos:

  • Blogs personales
  • Blogs empresariales
  • Blogs profesionales
  • Blogs multimedia, que incorporan vídeos o fotografías
  • Microblogs, que son supercortos
  • Blogs colaborativos, en los que un equipo de escritores trabaja conjuntamente bajo una misma bandera

Como sugiere Franklin Covey en el eterno bestseller Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, siempre hay que empezar con el fin en mente. Esto incluye entender en qué categoría de blogging encaja. Conocer tu categoría te facilitará saber cómo estructurar tu blog en el futuro.
Con cada tipo de blog -al igual que con todas las iniciativas de marketing de contenidos- tendrás que ser paciente mientras trabajas para conseguir tus objetivos. El experto en marketing y popular bloguero profesional Neil Patel informa que pueden ser necesarios hasta 400 blogs publicados para aumentar drásticamente el número de clientes potenciales cualificados para un negocio.
Escribir un blog para hacer crecer tu negocio es una inversión a largo plazo. Sin embargo, escribir un blog para tu propio disfrute personal puede proporcionarte una gratificación instantánea con tu primera publicación.

Principales razones para crear un blog

Hay muchas razones por las que los blogs son tan populares, quizás tantas como blogs existen.

Bloguear por diversión

MHay personas que no aspiran a ganar dinero con su blog político. Les interesa compartir sus opiniones, mantenerse creativo y activo, y conectar con personas que comparten puntos de vista similares. Puede que esté pasado de moda no convertir todo en un negocio paralelo, pero la diversión es una razón perfectamente válida para empezar un blog.
Aunque escribir con regularidad puede parecer desalentador al principio, puedes descubrir que lo que compartes proporcionará mucha alegría, interés y oportunidades de aprendizaje a personas de todo el mundo. Escribir un blog es un pasatiempo gratificante.

Utilizar las entradas del blog para atraer a nuevos clientes

También puedes embarcarte en el marketing de contenidos a través de los blogs para hacer crecer tu negocio sin gastar dinero en publicidad. Los blogs ayudan a los clientes potenciales a encontrar empresas a través de las búsquedas online con la ayuda del SEO.
Digamos que alguien te descubre a través de una búsqueda en la web. Eso no significa que estén inmediatamente dispuestos a gastar su dinero. Hay tres obstáculos que debe superar para ganar su negocio:

  1. La concienciación, que ya se ha conseguido con el simple hecho de que hayan encontrado tu sitio web.
  2. Ganarse la confianza, que es necesaria para que entiendan tu marca y crean que les vas a proporcionar lo que necesitan
  3. Ofrecer el trato, porque no quieres dejar clientes potenciales cualificados sobre la mesa

Los blogs ofrecen oportunidades para los tres pasos, y pronto profundizaremos en el cómo. He aquí una forma rápida: colaborar con otros creadores de contenidos. Si tienes un blog, estás mejor posicionado para ofrecer blogs invitados a otros blogueros con audiencias complementarias pero diferentes. Los blogs de invitados te permiten dirigir el contenido de tu blog a un público nuevo y específico.

Bloguear para fortalecer las relaciones con los clientes existentes

Crear lealtad a la marca no es fácil, pero merece la pena cuando ves la eficacia con la que apoya tu crecimiento profesional. Hay una teoría popular entre los emprendedores inspiradores: No se necesitan millones de clientes para lanzar una marca de éxito, sólo se necesitan 1.000 verdaderos fans.
Esta filosofía afirma que sólo necesitas ganar 100 dólares de cada uno de estos fans para alcanzar las seis cifras. Para ello, debes crear una relación sólida con cada uno de ellos. Los blogs pueden ayudar en este esfuerzo, ya que su contenido de larga duración y su punto de vista único pueden ser una forma poderosa de conectar con los fans fieles.
Los blogs suelen ser también un valioso componente del embudo de ventas. Los lectores llegan a tu sitio por la información gratuita y luego ven que pueden obtener un libro electrónico gratuito o asistir a un seminario web gratuito si proporcionan su dirección de correo electrónico. Reconocen que les estás dando respuestas u ofreciendo valor de entretenimiento, y te recompensarán a cambio.

Bloguear para educar a tu comunidad

Realmente no importa cuántos blogs de recetas de cocina existan: vas a a seguir buscando en todos ellos recetas increíbles para crear durante las cenas navideñas. Siempre hay algo que aprender, y la gente siempre busca más información sobre los temas que le interesan.
Cuando usas el blogging para educar a la gente, debes hacer el trabajo que te gusta. Aquí es donde entra la pasión. Esta categoría de blog debería incluir el tipo de temas de los que hablas cuando alguien te acorrala en un cóctel. Tus blogs publicados pueden ayudarte a compartir lo que te gustaría que todo el mundo supiera sobre los temas más importantes para ti.

Utilizar un blog para posicionarse a sí mismo o a su empresa como expertos

Una cosa es publicar un blog porque te gusta compartir tus conocimientos. Otra cosa es que tu sabiduría y experiencia puedan trasladarse a tu empresa o marca. Independientemente del sector, los blogs te permiten posicionarte como un experto en el que la gente confía.
Comparte la información que has aprendido en las conferencias del sector, ya sea online o en eventos pasados y presenciales. Habla de las tendencias que preocupan a tus clientes.

Iniciar una carrera digital como bloguero

Hazme caso: escribir entradas de blog para ganarse la vida no está tan mal. Puedes ganar dinero como nómada digital, trabajando a distancia en cualquier lugar del mundo que desees, dependiendo de los distintos requisitos de visado, por supuesto.
Una vez, escuché a una mujer que decía que había recibido una clase gratis de yoga a cambio de mencionarla en su blog. ¡Bien por ella!
Además del trueque, los blogs pueden ser una fuente de ingresos de otras maneras, que trataré en breve. Se oyen historias de blogueros que viven la vida de sus sueños, pero no es tan fácil como parece. Hay que trabajar mucho para construir una audiencia atenta y leal, pero no hay momento como el presente para empezar.
Lee mi otro post sobre cómo ganar dinero con tu blog.

Proceso paso a paso para iniciar un blog

1. Encuentra tu nicho

El primer paso es el más fácil o el más difícil, dependiendo del tipo de blog que quieras empezar. Supongamos que tienes un negocio o que estás ampliando la estrategia de marketing de una empresa. En ese caso, tu nicho debería ser obvio: céntrate en tu sector y en el estilo de vida en torno a los productos y servicios que vendes.
Si eres un individuo que piensa que no eres un mal escritor y quieres intentar crear un blog personal o profesional, determinar tu nicho puede resultar complicado.
Pregúntate:

  • ¿A quién quiero llegar? Conoce a tu público objetivo creando una marca del tipo de persona que quiere leer tu blog.
  • ¿Qué me entusiasma? Si no te gusta el tema sobre el que escribes, se notará.
  • ¿También emociona a mi lector? Incluso los blogs personales deben escribirse para el lector y no como una actividad puramente autocomplaciente.
  • ¿En qué es tu blog el primero, mejor o diferente de los demás? Investiga y descubre tu propia y auténtica voz y valor. Es probable que tengas habilidades que puedan ayudar a la gente a superar sus retos de forma digna. Ofrece blogs útiles y de alta calidad, y te harás notar.
  • ¿Me ayudará este nicho a alcanzar mis objetivos? Digamos que tu objetivo es ganar dinero. Tendrás más posibilidades de generar ingresos a través del marketing de afiliación, por ejemplo, si cultivas tu blog en un nicho repleto de ese tipo de oportunidades, como la tecnología, la belleza o la superación personal.

Si quieres encontrar tu nicho, recuerde suscribirte a Maleta Voladora y recibirás totalmente gratis mi eBook «Encuentra tu nicho».

2. Piensa en el nombre de tu blog

Una vez que sepas en qué quieres centrar tus escritos, tendrás que idear un nombre para tu blog. Muchas personas se limitan a utilizar su nombre y apellido como marca, pero eso podría dificultar la venta de tu blog si se convierte en un activo. También puede ser inapropiado si piensas trabajar con un equipo.
Si piensas lanzar un blog empresarial y tu marca ya está establecida, no necesitas un nombre de blog especial. Sin embargo, si el nombre de tu empresa es bastante largo, puede ser más eficaz si eliges un nombre para tu blog que sea corto y dulce.
Procura que el nombre de tu blog tenga menos de 14 caracteres. Debe ser fácil de deletrear, así que no intentes ser ingenioso con juegos de palabras u homófonos. Evita palabras genéricas como «maquillaje» o «viajes» y opta por un nombre específico y único. Además, evita los guiones y los números: no querrás perder lectores simplemente porque se hayan confundido con su URL y no puedan encontrarte.
Siéntate con tus amigos o socios para elaborar una lista de 10 a 20 nombres posibles. A continuación, busca cada uno de ellos para ver si ya está ocupado.

3. Registra tu nombre de dominio

Si tu o tu empresa ya tienen un sitio web, puedes saltarte este paso. Si te parece bien utilizar una URL gratuita de tu plataforma de blogging –lo cual es habitual, pero puede parecer amateur– también puedes pasar de largo esta sección.
Querrás que el nombre de tu blog sea lo más parecido posible a tu nombre de dominio, pero las estrellas no siempre se alinearán. Puede que tengas que ser creativo para que funcione, a menos que quieras comprar un nombre de dominio ya registrado, lo que puede resultar caro.
Para ver si el dominio que quieres está disponible para su compra, visita un registrador de dominios como Domain.com o Namecheap. Allí puedes buscar el dominio que deseas y averiguar si alguien ya lo ha comprado. Si está disponible, sólo tienes que pagar una cuota y será tuyo.
Elige un dominio .com como primera opción, aunque los dominios .blog o .net también pueden funcionar. Los paquetes de registro plurianuales suelen ofrecer las tarifas más asequibles, pero también puedes elegir un plazo más corto para el registro de tu dominio.

4. Elige tu plataforma

Una vez que tengas tu dominio registrado y alojado, necesitarás una plataforma de blogging que te facilite el diseño de tu blog sin tener que aprender necesariamente código. Tienes varias opciones.
WordPress
WordPress es un marco de trabajo de blogging muy popular porque ofrece plantillas gratuitas y asequibles integradas con potentes herramientas de blogging que facilitan la creación de un sitio web de aspecto profesional. Puede llevar algo de tiempo aprender el funcionamiento del programa, pero una vez configurado, añadir nuevos blogs es rápido e intuitivo.
Más de un tercio de todos los sitios web activos funcionan con WordPress, con la friolera de 50.000 nuevos sitios lanzados cada día.
Junto con las plantillas de aspecto profesional, en las que nos centraremos en breve, esta plataforma también es popular porque ofrece complementos gratuitos como Akismet y Yoast SEO. Este software añadido realiza tareas como filtrar el spam de tu sección de comentarios y automatizar algunos trabajos de SEO.
Tumblr
Es la plataforma de blogs más popular del mundo, con más de 488 millones de sitios en 2020, frente a los 77,8 millones de WordPress.
Si te registras en Tumblr, puedes publicar actualizaciones sociales, al igual que en Facebook. También puedes etiquetar a personas de tu público objetivo mediante el sistema de etiquetado de Tumblr. Te permite conectar con personas que están interesadas en tu nicho para construir una comunidad online.
Al ser tan sencillo y ofrecer una gama limitada de opciones de complementos y personalización, Tumblr se utiliza mejor para los microblogs.
Blogger
Fundada en 1999 y ahora propiedad de Google, Blogger fue una de las primeras plataformas de blogging de gran difusión. Es posible utilizarla de forma gratuita y dejar que Google aloje tu sitio si aceptas una URL que termine en blogspot.com.
Es fácil conectar tu sitio de Blogger con Google Adsense, que proporciona una forma de generar ingresos. Blogger también viene con Google Analytics ya conectado, un sistema de seguimiento de métricas gratuito que todo blog debería integrar, independientemente de la plataforma en la que esté alojado.
Medium
Por supuesto, si quieres saltarte la tecnología y simplemente empezar a escribir, Medium es otra gran opción. Esta plataforma de blogs te permite incluir hasta cinco hashtags en tus publicaciones para que la gente pueda encontrar tu trabajo.
Como está detrás de un muro de pago, puedes cobrar en función del tiempo que la gente pase leyendo tus publicaciones. Pero no te emociones demasiado. Claro que algunos escritores ganan casi 50k al mes escribiendo para Medium, pero la mayoría se va con unos pocos euros. Sólo el 6,4 por ciento superior gana más de 100k.

5. Integrar el SEO

Si uno de tus objetivos de blogging es atraer nuevos clientes y convertir más clientes potenciales para tu negocio, deberás dedicar tiempo a entender el SEO para tu blog.
Cuando optimizas tu contenido para la búsqueda, facilitas que los motores de búsqueda encuentren tu blog, entiendan que es relevante para un término de búsqueda y muestren la información más útil a la persona que busca.
Por ejemplo, si alguien busca «el mejor pollo frito de Atlanta», entonces un restaurante de Atlanta que vende pollo frito debería ofrecer en su sitio web contenido que responda a esa consulta. Incluir palabras clave relevantes para las búsquedas en las que se quiere posicionar es una de las mejores prácticas de SEO. Esas palabras pueden estar en los blogs o entretejidas en el texto del sitio web principal.
Las palabras clave son sólo una parte del SEO, y puedes realizar tu propia investigación de palabras clave para determinar cómo te busca tu público objetivo. Prueba la herramienta Google Keyword Planner, que es gratuita, o una de las muchas herramientas de pago disponibles online.
También puedes jugar con la función de autocompletar de Google en la barra de búsqueda para determinar las palabras clave populares de cola larga, que suelen ser más específicas y pueden ayudarte a subir a la parte superior de la página de resultados de búsqueda. Sin embargo, ten cuidado, ya que tus propios hábitos de búsqueda y tu historial pueden influir en lo que aparece.
También deberás optimizar tus imágenes para la búsqueda rellenando los títulos de foto y el texto alternativo de las imágenes con las palabras clave adecuadas. No atiborres tus blogs con estas frases, utilízalas con moderación y de forma natural.
Además, asegúrate de comprobar la configuración de la URL de tus entradas en la plataforma de blogs que elijas. Puedes incluir títulos de entradas o palabras y frases útiles en las urls de tus entradas, en lugar de una larga cadena de números y letras. Esto también puede ayudar a los motores de búsqueda a descubrir más fácilmente tu contenido.
Aun así, lo más importante que puedes hacer para mejorar el SEO de tu blog es ofrecer un contenido atractivo, educativo y entretenido que sea valioso para los lectores. Si consigues conectar con los lectores, será más fácil que otros te encuentren también.

6. Crear un calendario editorial

Puede que te hayas dado cuenta de que se necesita mucha preparación para aprender a crear un nuevo blog. Pero esta planificación dará sus frutos, ya que te facilitará seguir publicando durante años. El siguiente paso en el proceso es crear un calendario editorial para ti o para tus compañeros de blog.
Muchos propietarios de pequeñas empresas se saltan este paso porque no se toman la molestia de dedicar una hora a la lluvia de ideas. Pero esa hora que te ahorras ahora te costará mucho más en el futuro, sobre todo en los días de mucho trabajo en los que es tentador dejar el blog en un segundo plano.
Para tener éxito en tus grandes objetivos, debes dividirlos en pasos más pequeños. Un calendario editorial puede ser simplemente una hoja de cálculo que establezca un plan de publicación para el próximo trimestre o año.
Asegúrate de incluir:

  • Fecha de publicación
  • Título del blog
  • Investigación que ya has realizado sobre el tema
  • Autor, si tienes más de una persona escribiendo en tu blog

Intenta tener al menos 25 entradas listas para escribir en todo momento. De este modo, es más fácil mantener un horario coherente para publicar en el blog.
Es mejor publicar una vez al mes el día 15 que publicar dos veces en la primera semana y no publicar nada más durante los dos meses siguientes. Intenta que las publicaciones del blog sean quincenales o semanales, sobre todo cuando empieces.

7. Planifica tu diseño

¿Recuerdas esas plantillas que investigaste al elegir tu plataforma de blogging? Es el momento de utilizarlas para diseñar un aspecto de marca para el sitio web de tu blog.
Asegúrate de que, sea cual sea el tema o la plantilla que utilices, sea compatible con los dispositivos móviles y tenga mucho espacio en blanco alrededor del texto para que los ojos de tus lectores se dirijan a tus palabras. Para mejorar la legibilidad, divide el texto con subtítulos, citas en cursiva, listas con viñetas e imágenes relevantes.
Incluye un logotipo en la página de inicio de tu blog.
También debes hacer que tu información de contacto sea fácil de encontrar en tu sitio, posiblemente colocándola en una biografía al final de cada blog.
Decide cómo quieres estilizar tu blog y cíñete a ello. Este proceso de planificación final también te facilitará la publicación de blogs coherentes para tus lectores.

8. Empieza a escribir

Con toda esta planificación completada, deberías saber el quién, el qué, el dónde, el cuándo, el por qué y el cómo de tu blog. Eso significa que por fin ha llegado el momento de empezar a escribir.
A no ser que estés planeando un microblog, procura que las entradas estén bien documentadas y tengan entre 1.000 y 2.300 palabras. Haz que la mayoría de tus blogs sean sustanciosos.
Utiliza un tono conversacional y haz como si estuvieras escribiendo directamente a la persona que identificaste antes. Ten en cuenta la voz de tu marca para que tu público objetivo entienda y se relacione con tu contenido.
Diviértete con titulares pegadizos que despierten el interés de los lectores. Incluye palabras clave en los titulares, en al menos un subtítulo y en otras partes del cuerpo de cada entrada del blog.
Yo prefiero tener un «día de escritura» para centrarme en completar unos cuantos blogs a la vez. Quizá prefieras dedicar una o dos horas a la semana. Tómate tu tiempo mientras escribes para asegurarte de que la gramática es correcta y limitar los errores tipográficos.

9. Elige imágenes complementarias

Aunque las imágenes no son necesarias a la hora de publicar un blog, ayudan a mantener a los lectores comprometidos e interesados.
Intenta incluir al menos una imagen por entrada de blog. Tus imágenes pueden ser fotografías, infografías o incluso vídeos incrustados.

10. Edita tú mismo

El último paso es quizás el más importante: la edición. No publiques nada -repito, no lo hagas- antes de haberte tomado un tiempo para aclarar tu mente y volver a mirarlo con ojos nuevos. Es muy difícil editar tus propios escritos, así que considera la posibilidad de encargar esta tarea a otra persona, si es posible.
Corrige tu blog en busca de errores ortográficos o frases confusas. Considera la posibilidad de pasar el texto por un programa como Grammarly para detectar errores tipográficos, voz pasiva y palabrería innecesaria. Corta los chistes y términos internos que sólo entenderían las personas con conocimientos especializados. Y pide críticas constructivas sobre tu trabajo para poder mejorar.

11. Pulsa el botón de publicar

Aguanta la respiración y pulsa el botón de publicar. ¡Ya lo has hecho! Algunas plataformas te permiten programar las publicaciones con antelación para que puedas adelantarte a tu calendario editorial. Recuerda: La constancia es la clave. Sigue el plan y, con el tiempo, avanzarás hacia tus objetivos de blogging.
No olvides mantenerte organizado con tus posts. Si tu plataforma de blogging lo permite, crea categorías e incluye etiquetas para que los lectores puedan buscar tus publicaciones más fácilmente. Crea oportunidades para que la gente se quede más tiempo en tu sitio.

12. Comparte tus posts

Recuerdo el primer blog que publiqué. Me pareció algo tan grande. Pero es como un árbol que se cae en el bosque sin que haya nadie alrededor: nadie se entera si no se lo dices.
Tanto si escribes por placer personal como para hacer crecer tu negocio, deberías utilizar tus blogs como una oportunidad para conectar con tus seguidores en las redes sociales. Comparte los enlaces a tu blog en todas tus plataformas sociales en cuanto lo publiques.
Un nuevo blog también debería compartirse como parte de cualquier campaña de marketing por correo electrónico que estés realizando, así como en cualquier grupo de Facebook que sigas. Quizás puedas encontrar podcasts relacionados con tu nicho que te tengan como invitado. ¡Corre la voz!

13. Comprométete con tus lectores

A medida que aumenta el número de lectores, también debes programar tiempo para relacionarte con las personas que hacen comentarios en tu blog. Responde a los comentarios –tanto negativos como positivos– de tus entradas. Responde a las preguntas y pide ideas para futuros temas del blog.
Puedes construir tu audiencia siendo auténtico. Tanto si se representas a tí mismo como a una marca, haz saber a tus lectores que aprecias su interés. Invítalos a unirse a tu lista de correo electrónico. Desarrolla relaciones que puedan convertirse en clientes potenciales cualificados y en futuros negocios.

14. Colabora con otros

Esfuérzate siempre por ampliar tu número de lectores, ya que tendrás más impacto con tu trabajo si más personas leen tu blog. Una forma de hacerlo es colaborando con otras personas que escriben o trabajan en tu nicho.
Intercambia contenido invitado con otros blogueros o perfila a personas con conocimientos en tu sector. Si tienes una lista de blogs que sigues, compártela con tus lectores.

15. Revisa tus analíticas

Hablando de objetivos, es una buena idea supervisar regularmente las métricas de tu blog para ver si tiene éxito. Incluso las pequeñas empresas deberían tener planes de marketing completos que incluyan objetivos y puntos de referencia medibles.
Estas métricas podrían incluir:

  • Cuántas personas visitan el sitio web de tu blog
  • Qué publicaciones del blog obtienen más comentarios e interacción
  • El número de comparticiones por entrada
  • Porcentaje de nuevos clientes potenciales obtenidos a través de tu blog
  • Aumento de las ventas atribuido a las publicaciones del blog

Haz un seguimiento de estos datos para poder optimizar tu próximo calendario editorial. Con los conocimientos basados en los datos, puedes adaptar las publicaciones para que coincidan con lo que buscan tus lectores.

16. Considerar la monetización

A medida que aumentes el número de lectores, tu blog será más valioso. Es posible que tardes menos de lo que esperas en ganar dinero con tu blog.
Las técnicas de monetización incluyen:

  • Banners y anuncios de Google Adsense
  • Venta de publicidad privada con empresas que buscan llegar a tus lectores
  • Ofrecer sesiones de coaching individualizadas o en grupo
  • Desarrollar un curso online sobre tu conjunto de habilidades especializadas
  • Escribir un libro electrónico y venderlo en tu sitio web
  • Incorporar el marketing de afiliación y los patrocinios en tu blog
  • Vender directamente productos relacionados con tu nicho

Si tu blog personal se ha hecho popular en determinados círculos, puede que incluso se pongan en contacto contigo empresas interesadas en comprar tu sitio. ¡Puedes estar abierto a todas las posibilidades!

9 mejores prácticas para aumentar el número de lectores de un blog

A veces, los blogs se vuelven virales y ganan miles de lectores en un día. Espero que esto te ocurra a ti. Pero en caso de que no sea así, aquí tienes algunas prácticas recomendadas para aumentar metódicamente el número de lectores a lo largo del tiempo.

1. Nunca, nunca plagies

Es posible que los nuevos escritores no roben intencionadamente textos de otras fuentes, pero sucede, y mucho. No basta con cambiar algunas palabras. Si otro blog explica mejor algo, pon un enlace en su lugar. Si la gente descubre que no estás haciendo el trabajo, perderás credibilidad, confianza y lectores.

2. Manténte dentro de la marca

Supongamos que tu público objetivo está formado por empresarios que necesitan un contador público y que tu empresa tiene una voz de marca muy profesional. Si haces una broma de mal gusto en tu titular, confundirás y alejarás a tus lectores. A la inversa, si escribes un blog de moda divertido y coqueto, no querrás ser demasiado escueto en tu texto.
Utiliza tu blog como una extensión de tu marca. La voz, el tono y el contenido deben ser coherentes con tu sitio web, el contenido de las redes sociales, los comunicados de prensa y cualquier otra presencia digital que represente tu identidad personal o profesional.

3. Prioriza siempre a tus lectores

Sin lectores que lean tus publicaciones, estarás gritando al éter. Asegúrate de entender sus necesidades y haz todo lo posible por ofrecerles soluciones con tu blog. Muéstrales lo que perderían sin tus productos, servicios o conocimientos.

4. Investiga

He escrito cientos de blogs para pequeñas, medianas y grandes empresas, así como para organizaciones sin ánimo de lucro y simplemente para mi propio disfrute personal. Pero puedes apostar que también pasé mucho tiempo investigando antes de sentarme a escribir esta guía. Incluso los expertos necesitan investigar y refrescar sus conocimientos sobre los temas antes de escribir entradas de blog útiles y atractivas.
Puede ser un reto encontrar fuentes respetables para tus posts. Si quieres compartir hechos con tus lectores, asegúrate de que te basas en fuentes primarias contrastadas. En caso de duda, pon un enlace a tu fuente, pero siempre configura el hipervínculo para que se abra en una nueva pestaña del navegador. No querrás que nadie abandone tu blog antes de tiempo.

5. Crear contenido evergreen

El contenido de evergreen recibe su nombre de esos hermosos pinos que permanecen verdes durante todo el invierno, y se refiere al contenido que no está relacionado con un gancho de tiempo. Los medios de comunicación adoran el contenido evergreen, y tú también deberías hacerlo.
Algunos temas estacionales siempre serán apropiados para tu blog. Pero cuanto más temas atemporales cubras, más útil será tu escritura durante todo el año.
Por ejemplo, si tienes un negocio de mantenimiento de césped, un tema estacional podría ser consejos para preparar el jardín para la primera nevada. Un tema imperecedero podría ser una lista de herramientas para el césped que todo propietario debería tener.

6. Mantén un diseño sencillo de tu blog

El diseño debe facilitar que los lectores disfruten de tu blog sin distraerse demasiado. Mantén la barra lateral despejada. El hecho de que puedas incluir un montón de funciones no significa que debas hacerlo. Y haz un favor a tus lectores: di no a la música de carga automática o al ruido que se inicia cuando hacen clic en tu sitio.

7. Utiliza herramientas online para mejorar tu creación de contenidos

Además del Planificador de Palabras Clave de Google, hay muchas otras herramientas online que puedes utilizar para perfeccionar y mejorar tu blog.

  • Prueba a buscar en Answer the Public para generar nuevos temas para las entradas del blog.
  • Integra Trello para ayudar a gestionar la creación de contenidos si estás escribiendo un blog con un equipo.
  • Utiliza herramientas de marketing social para programar las publicaciones en las redes sociales en el momento del día en que es más probable que tus lectores las vean, (en mi caso uso Radaar).
  • Comparte los borradores con tu equipo de redacción a través de Google Docs.
  • Mantén una lista actualizada de futuras ideas para el blog en una aplicación tipo Evernote de tu smartphone.
  • Utiliza la tecnología para que el proceso de creación de blogs sea más rápido y eficiente.
8. Construir una comunidad

Tanto si los conoces como si no, las personas que se suscriben a tu blog están desarrollando una relación contigo o con tu marca cada vez que leen un post. Una forma de crear confianza con tu audiencia es construir una comunidad.
Además de responder públicamente a todos los comentarios y opiniones, considera la posibilidad de organizar un grupo de Facebook o un chat de Discord en el que tus lectores puedan relacionarse entre sí. Utiliza tu blog para facilitar conversaciones significativas que puedan marcar la diferencia en la vida de las personas.

9. Estandariza el formato de tu blog

Una vez que tengas una plantilla que te guste, guárdala para que puedas producir posts acordes con tu marca sin tener que reinventar tu diseño cada vez.
A continuación, mantén un estilo de escritura coherente. Esto puede ser tan sencillo como seguir una lista de comprobación para garantizar que cada post incluya lo siguiente:

  • Un título que llame la atención
  • Una introducción interesante o que se pueda relacionar con el tema
  • Problema o pregunta de interés para la audiencia
  • Solución del problema o respuesta a la pregunta
  • Resumen de los puntos principales del post
  • Llamada a la acción (CTA) que indique a los lectores qué hacer a continuación

Cuando tus lectores sepan qué esperar de tu blog, será más probable que vuelvan y se sentirán más cómodos compartiendo tus blogs con sus amigos y familiares.

¿Quieres saber más sobre cómo crear un blog?

Espero que esta guía te haya proporcionado la inspiración y los consejos prácticos que necesitas para empezar a publicar tu primer blog. Con la planificación y el seguimiento adecuados, puedes comenzar un pasatiempo significativo o crear un nuevo nivel de marketing de contenidos para hacer crecer tu negocio.

Si quieres encontrar tu nicho, recuerde suscribirte a Maleta Voladora y recibirás totalmente gratis mi eBook «Encuentra tu nicho».

Publicidad

error: Content is protected !!