Publicidad

¿Deseas un viaje fácil y sin complicaciones a Estados Unidos? Para ayudarte en tu camino, he reunido algunos de mis mejores consejos para llegar a USA, para que puedas concentrarte en disfrutar de tu viaje.

Los Estados Unidos de América son uno de los destinos turísticos más populares del mundo, incluso entre los estadounidenses; la mayoría de la población estadounidense ni siquiera posee pasaporte, y California, Nueva York y Florida suelen encabezar la lista de los estados más populares para los viajes nacionales. Pero, ya sea que seas un viajero internacional o nacional, hay algunas reglas en los Estados Unidos que desconocen hasta al más sabio de los viajeros. Infórmate antes de viajar con nuestros mejores consejos.

Antes de volar

1. Asegúrate de que tu pasaporte sea válido.

La mayoría de los viajeros que se dirigen a los EE.UU. deberán tener al menos 6 meses de validez en su pasaporte. Sin embargo, los ciudadanos de determinados países sólo necesitan un pasaporte válido durante su estancia. Consulta la web del gobierno de tu país de residencia para ver qué normas se aplican a tu caso.

2. Conoce la situación de tu visa

Es importante que los viajeros a los EE.UU. comprendan los requisitos para entrar en el país. El Programa de Exención de Visas (Visa Waiver Program, VWP) permite a los nacionales de ciertos países entrar a los Estados Unidos con fines turísticos o de visita por un período de hasta 90 días sin necesidad de una visa. Si puedes entrar en el país con el VWP, debes solicitar la autorización antes de viajar a través del Sistema Electrónico de Autorización de Viaje (ESTA).

Los requisitos para viajar bajo el VWP incluyen poseer un pasaporte electrónico, ser ciudadano de un país miembro, estar en posesión de la autorización ESTA, visitar por motivos de negocios, placer o tránsito, y permanecer en los Estados Unidos por no más de 90 días. Debes haber obtenido la autorización para viajar al menos 72 horas antes de tu vuelo (de lo contrario, no podrás coger el vuelo), y después de eso, tu ESTA tiene una validez de dos años.

Para obtener información sobre los países miembros y una lista completa de los requisitos de la ESTA, consulta el sitio web de la US Customs and Border Protection ESTA. Los ESTAs cuestan US$14 por solicitud, que se pueden hacer y pagar online. Vale la pena apuntar que debes usar una tarjeta para pagar. Si no calificas para el VWP – por razones tales como que tu viaje es más largo de 90 días, vas a estudiar, o eres ciudadano de un país no miembro, por ejemplo – entonces se te requerirá que solicites una visa para visitar los Estados Unidos.

Si quieres dejar tus trámites en manos de profesionales, puedes usar iVisa ,te proporciona la solución más sencilla para procesar tu visa de viaje. Permiten que los viajeros procesen sus visas desde un PC, smartphone o tablet. Los viajeros ya no tienen que ponerse en contacto o acabar frustrados tratando con distintos gobiernos y te proporcionan la mejor solución del mercado. Accede a iVisa desde aquí y olvídate de complicaciones.

3. Comprar un candado aprobado por la TSA

Es una buena idea cerrar tu equipaje mientras viajas – ¿qué mejor manera de tener la tranquilidad de que tus pertenencias están seguras una vez que las factures? Pero cuando viajas por los Estados Unidos, la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) hace cumplir estrictas directrices sobre el equipaje para la seguridad y la protección. Todas las maletas facturadas son inspeccionadas, y si los inspectores de la TSA consideran que una maleta necesita ser inspeccionada físicamente, se les permite romper una cerradura y abrir una maleta. Una nota será colocada dentro de su equipaje para hacerle saber que esto es lo que ha sucedido. Para evitar perder un candado, es mejor usar uno aprobado por la TSA. Estos pueden abrirse con una llave maestra, lo que significa que el funcionario de la TSA no necesita romper el tuyo. Compra tu candado TSA desde aquí.

4. Conoce las reglas sobre el tránsito

Si tienes un vuelo internacional que transita a través de los EE.UU. (particularmente común con vuelos a Canadá o Sudamérica), tendrás que pasar por la aduana de los EE.UU.; técnicamente, no hay «tránsito» en los EE.UU., ya que todos los pasajeros están obligados a desembarcar y pasar por inmigración y aduanas. Recuerda, esto significa que debes cumplir con los requisitos de visado para los Estados Unidos, incluso si sólo te quedas un par de horas entre vuelos internacionales y que tu equipaje es facturado hasta tu destino final.

Incluso si se estás conectando a un vuelo nacional de los EE.UU., es importante recordar que tu primer puerto de entrada será el lugar en el que pase la aduana y la inmigración. Con esto en mente, debes permitir al menos dos o tres horas de escala entre vuelos (ya sea en tránsito internacional o nacional) para permitir la inmigración, las aduanas y la revisión de equipaje. Trata de reservar vuelos con la misma aerolínea para asegurarse de que sepan que estás en tránsito.

En el destino

5. Reserva tu traslado desde el aeropuerto

Ya sea que seas un viajero nacional o internacional a los EE.UU., un traslado es una excelente manera de llegar desde el aeropuerto a tu destino. Al llegar a los Estados Unidos, no tardarás mucho en darte cuenta de que se trata de un país que depende de los automóviles; el 95% de los hogares estadounidenses poseen un automóvil. La infraestructura de transporte público es a menudo limitada, y las carreteras pueden ser muy transitadas, difíciles de navegar, y bastante desalentadoras para un visitante, lo que significa que la manera más fácil de llegar a donde necesitas estar cuando aterrizas en los EE.UU. es por medio de un traslado desde el aeropuerto. Permíteme ayudarte con esa parte – compara y reserva tus traslados en USA desde aquí.

6. Apaga tus datos móviles

Si eres un visitante internacional, no cometas el error común de usar los datos de tu teléfono móvil mientras estás en los Estados Unidos, a menos que tengas un plan móvil que lo permita; al igual que con los viajes a cualquier destino internacional, las tarifas de roaming de los teléfonos móviles son llamativas. Aprovecha al máximo el WiFi gratuito siempre que sea posible.

En mi caso uso Vodafone, porque incluye rooming totalmente gratis o consulta el plan de tu teléfono móvil para ver si puedes comprar un paquete de datos para viajes internacionales.

7. Comprender la etiqueta de las propinas

La propina es un campo minado notorio para los viajeros a los EE.UU., la vieja saga’¿lo sé, no lo sé, ya está incluida? Aunque técnicamente discrecional, es una regla no escrita que se espera un 15-20% en los restaurantes. ¿La razón? El salario mínimo es bajo en los Estados Unidos, por lo que las propinas son una parte importante de los ingresos de muchos trabajadores. Las propinas también son comunes en otras industrias de servicios y hospitalidad, como las de los camareros ($1-2 por bebida), conserjes (dependiendo de la dificultad de la solicitud), valets ($1-5 cada vez que el valet trae tu coche), porteros de hotel ($1-2 por maleta), porteros (unos cuantos dólares si te ayuda a conseguir un taxi) y taxistas (10-15%), por lo que vale la pena acumular billetes de dólares para tenerlos a mano y dar propinas. Cuando estés en un restaurante, verifica tu cuenta antes de dar propina, ya que algunos restaurantes automáticamente incluyen una propina. Si vas a pagar con tarjeta de crédito, tendrás que escribir la cantidad de la propina que dejas en el recibo de la tarjeta de crédito y sumarlo al total.

Las propinas también se aplican a los traslados. Las propinas del 10-15% son bastante estándar para un traslado privado, a menos que ya esté incluido un cargo por servicio, mientras que los conductores de autobuses compartidos esperan entre $2-3 por persona.

8. Estar preparado para pagar más de lo que piensas

Lo que ves no es necesariamente lo que obtienes cuando se trata de precios en los Estados Unidos; la mayoría de los precios están listados sin impuestos, por lo que las etiquetas de precios que ves no incluyen impuestos de venta. Espera ir a la caja y que te pidan más dinero del que esperabas pagar. Diferentes ciudades y estados tienen diferentes tasas de impuestos, por lo que los precios dependen del lugar donde te encuentres. Asumiendo que una adición del 10 por ciento sería una apuesta segura (si es demasiado cauteloso), y es fácil de calcular. Si se aloja en un resort, vale la pena saber que normalmente se te cobrará algún tipo de tarifa de resort para cubrir piscinas, canchas de tenis, Internet y otros’extras’, que son costes adicionales a la tarifa anunciada.

Consejos rápidos:

El 911 es el número de emergencia en los Estados Unidos.

Asegúrate de tener seguro médico y de viaje antes de tu visita – los costes de atención médica son algunos de los más altos del mundo, revisa el artículo que escribí sobre los seguros de viajes.

Los Estados Unidos es uno de los pocos países que todavía utiliza el sistema imperial. Por lo tanto, piensa en la altura en pies, la distancia en millas, la temperatura en Fahrenheit, y el peso en libras.

Las tarjetas de crédito y las tarjetas bancarias suelen ser la forma de pago preferida. Revisa mi artículo sobre la tarjeta Revolut gratis y sin gastos.

Los EE.UU. abarcan seis zonas horarias; asegúrate de saber en qué zona horaria se encuentra tu destino para los vuelos y traslados al aeropuerto.

Consejo: aprovecha los increíbles Parques Nacionales y Estatales de Estados Unidos, que son de los mejores del mundo.