Empaquetar todo para tu viaje en un bolso de mano solía ser la cúspide de los desafíos de empacar. Pero hoy en día, muchas aerolíneas ni siquiera permiten el equipaje de mano a menos que lo pagues. A continuación te mostramos cómo prepararlo aún más liviano y evitar las tarifas.

Aunque algunos viajes no se pueden navegar sin muchas cosas, a menudo es posible preparar equipaje más ligero de lo que pensabas. Nuestro objetivo es ahorrar dinero, y esos cargos de 20 a 50 euros por equipaje de mano se suman, por lo que hemos reunido nuestros mejores consejos para viajar cuando no puedes llevar equipaje de mano. Si reservas un vuelo en una aerolínea de descuento que tiene cargos ocultos por las maletas, ¡asegúrate de tener esta guía a mano!

¿Qué viajes son mejores sin equipaje de mano?

En primer lugar, deberás asegurarte de que este viaje sea manejable sin equipaje de mano. No todos los viajes funcionan, a veces hay que aguantar y pagar más para llevar más cosas. Después de todo, si terminas gastando un montón de dinero para comprar las cosas que no pusiste en equipaje, entonces realmente no ahorraste dinero.

Viajar con sólo un artículo personal funciona mejor en viajes como:

Viajes informales
Viajes cortos
Vacaciones en tiempo cálido

Tendrás que elegir un viaje que no requiera muchas cosas, por lo que los viajes más largos o los que requieran mucha ropa específica suelen estar fuera. Si viajas por negocios, tu ropa de trabajo puede ocupar más espacio del que tiene. Si vas a un destino frío o planeas pasar semanas fuera, es probable que la ropa que necesitas no quepa en un bolso personal.

Sin embargo, si crees que puedes hacer lo mínimo posible para meter en una maleta, sigue estos pasos para lograrlo.

Compra el bolso adecuado

Cada aerolínea es diferente, así que comienza por verificar los requisitos para que las bolsas cuenten como artículos personales y cuáles cuenten como equipaje de mano.

La mayoría de las veces, sus artículos personales deben caber debajo del asiento que tiene delante. Las bolsas ligeras, como las mochilas, tienden a ser más fáciles de aplastar para que tengan el tamaño y la forma adecuados, pero los maletines o los bolsos para portátiles también pueden funcionar. Un bolso de mano también puede funcionar, aunque como los bolsos están abiertos en la parte superior, tendrás que tener cuidado de que tus cosas no se caigan. 

Además de tener las dimensiones adecuadas, busca un bolso que tenga diferentes bolsillos y compartimentos para ayudarte a mantenerte organizado. Viajar con un solo bolso es mucho más fácil si los elementos esenciales como tu identificación o el material de lectura del avión son fáciles de encontrar.

Prueba las bolsas al vacío 

Una vez que tengas tu bolso, considera la posibilidad de invertir en algunas bolsas de embalaje de compresión que te ayudarán a aprovechar al máximo la pequeña cantidad de espacio. Estos accesorios de viaje te permiten exprimir el exceso de aire para que puedas meter más cosas. También pueden servir para crear bolsillos o compartimentos adicionales en una bolsa que no tiene ninguno. 

Haz una lista

Ahora es el momento de llenar tu pequeño bolso con todo lo que necesitarás para tu viaje. Hacer una lista primero te asegurará que sólo lleves lo esencial, sin dejar nada importante atrás.

Se extra estratégico en la planificación de tu vestimenta. Usa tu lista para anotar todo lo que necesitarás para vestirte (nadar, caminar, una buena cena). Si piensas en términos de actividades, en vez de separar los trajes para cada día, es más fácil empaquetar todo lo que necesitarás sin ningún exceso. No te olvides de anotar los artículos de tocador y otros esenciales, como el cargador de tu teléfono, también.

Prepara tu bolso con cuidado

Con tu lista como guía, puedes empezar a hacer tu maleta. Lo mejor es comenzar con los artículos que no se pueden usar en absoluto, como los cargadores, para que puedas ver cuánto espacio le queda para el resto. Sin embargo, tu ropa es la que probablemente ocupe más espacio.

Ten cuidado de elegir ropa que puedas usar más de una vez como por ejemplo, unos jeans. 

Asegúrate de usar cada espacio disponible. Por ejemplo, si está empaquetando zapatos, pon artículos de ropa pequeños dentro de los zapatos (puede protegerlos con una bolsa plástica) para no desperdiciar ningún espacio. Además, se despiadado al dejar cosas que no necesitarás. Cada pequeño espacio ayuda. No lleves toda tu billetera; sólo saca las tarjetas que necesitarás y llevatelas.

El espacio extra a menudo se acumula en las esquinas del bolso, así que asegúrate de llenar las esquinas con ropa u otros artículos suaves antes de llenar el centro. Enrolla tu ropa en lugar de doblarla, ya que al enrollarla se le da una forma más pequeña.

Busca alguna lavandería

¿Vas a algún lugar que te permita hacer una o dos lavadoras de ropa sucia en tu viaje? Si es así, puedes reducir fácilmente la cantidad de ropa que traes. Muchos AirBNB ofrecen servicios de lavandería, pero otros alojamientos también pueden tener lavanderías cerca. Incluso podrías planear lavar a mano algunos artículos en el lavabo o en la bañera para poder volver a usarlos.

Se estratégico con los artículos de tocador, 
considera empaquetar muestras de artículos de tocador (las muestras suelen ser más pequeñas que los tamaños de viaje) o renunciar a cosas como el champú y el jabón que tu hotel te proporcionará. También puedes buscar productos con múltiples propósitos, como un jabón para el cuerpo que también es un champú, o un humectante que funciona tanto en el cabello como en el cuerpo.

Usa abrigos en el avión

Los aviones y los aeropuertos tienden a ser fríos de todos modos, así que ¿por qué no usar los abrigos más pesados mientras estás en tránsito? Esto te mantendrá cómodo y te dejará espacio libre en tu bolso. Incluso puedes usar los bolsillos de tu abrigo para guardar pequeños objetos esenciales, como el cargador de tu teléfono.

Algunos viajes no se pueden gestionar sin un bolso más grande, pero nunca está de más intentar meter todo en un objeto personal primero. Puedes usar el dinero que ahorras para disfrutar tu viaje al máximo, además, la sensación liberadora de viajar con un solo bolso pequeño es difícil de superar.